¿Cuán a menudo se encuentra estas situaciones?

1. La familia se levanta por la mañana un fin de semana y queremos desayunar juntos. Es el día de relax, pero:
- Debe ser algo diferente al desayuno de diario.
- A nadie le apetece prepararlo.
- Qué pereza bajar a la calle a desayunar todos fuera.


2. Estamos en casa una mañana o una tarde y recibimos la visita de amigos o familiares. Qué agradable sorpresa, pero:
- No se que poner para tomar juntos
- No tengo nada en la nevera
- No me apetece cocinar, sino atenderlos.


3. Vamos a visitar a unos amigos a su casa. Que buenos momentos vamos a pasar juntos, pero:
- No se qué llevar.
- No me dio tiempo a cocinar nada en casa.
- No puedo gastarme mucho dinero.

Sorpréndalos con algo diferente, pero que gusta a todos. Acérquese a la Churrería Real 30, por muy poco y en muy poco tiempo, se lleva un desayuno o merienda tradicional, con chocolate caliente, con churros o porras recién hechas para poner en la mesa.